Pastillas para odiar el tabaco de forma efectiva

El ritmo acelerado de vida del que somos parte en la actualidad, nos exige cada día más como engranajes de la sociedad. Esto ocasiona que miles y miles de personas sean susceptibles a las adicciones de cualquier tipo. Es decir, se generan dependencias con la finalidad de sobrellevar las situaciones de estrés cotidianas. La personalidad y las situaciones de vida son factores determinantes para que se desencadene una adicción o no.

Estas adicciones o dependencias pueden originarse por diversas razones y, en un principio, generar sensación de bienestar y efectos agradables. Después de un tiempo se tornan indispensables, por lo que terminan siendo un hábito recurrente, con consecuencias y efectos secundarios que pueden llegar a ser muy perjudiciales.

En esta oportunidad te vamos a comentar acerca de la adicción al tabaco, pero no te preocupes, no vamos a profundizar en las consecuencias del consumo de nicotina que ya las conoces (porque probablemente ya lo estás intentando dejar). En cambio vamos a presentar opciones para erradicarlo definitivamente de tu vida, así que continua leyendo y te sorprenderás de los avances tecnológicos al respecto.

¿Sabías que existen pastillas para odiar el tabaco? Bien sea que la adicción sea tuya o de algún familiar al que necesites ayudar, por su propio bien, existen métodos que te serán muy útiles, pero debes saber varias cosas con respecto al tabaquismo antes de llegar a ese punto.

Adicciones en tu cerebro

El responsable de las sensaciones agradables o desagradables que te produzcan los estímulos externos es tu cerebro. Él es el encargado de liberar sustancias químicas ante una situación determinada, produciéndote placer o rechazo total. Una de estas sustancias, que está relacionada con las adicciones, es la dopamina (adicción tanto a la nicotina como a las drogas).

La nicotina actúa en el cerebro de manera muy particular, activando los circuitos relacionados con el placer, y elevando los niveles de dopamina en los circuitos de gratificación. Es decir, fumar cigarrillos tiene efectos inmediatos en tu cerebro de sensaciones placenteras, bienestar y además disminuye los niveles de estrés. Pero ya conocemos los efectos tan nocivos que tiene la nicotina, así que es un placer temporal.

Cuándo fumas un cigarrillo, la nicotina tarda 10 segundos en llegar al nivel máximo de concentración en tu cerebro. En este momento llegan al máximo los circuitos de gratificación y de placer pero, al cabo de unos minutos después de fumar, la nicotina se disipa junto con sus efectos. Esto hace que tengas que dosificarte varias veces al día para poder mantener la sensación de placer por más tiempo y burlar el síndrome de abstinencia, dando lugar a la adicción.

¿Qué pasa en tu cuerpo cuando fumas y cuándo dejas de fumar?

Ya conociste el origen de la adicción en la sección anterior, pero ¿qué hace que sea tan perjudicial para tu organismo? Los fabricantes de cigarrillo adicionan sustancias para hacer más intenso su sabor, para mejorar la experiencia del fumador y para enmascarar el humo ante otras personas no fumadoras. Estas sustancias suman 4000 componentes químicos, 40 de ellos con efectos cancerígenos comprobados.

Las muertes asociadas al consumo de tabaco suceden 1 cada 8 segundos. Dependiendo de tu organismo puede causarte más o menos efectos secundarios, que van desde pérdida del cabello hasta osteoporosis y cáncer.

Debido a tan catastróficos efectos miles de personas intentan dejarlo cada día (el 70% de los fumadores admiten que desean dejar de fumar), se dicen a sí mismos: este sí que será el último, pero ¿Lo logran?, lamento decir que el 85% de los fumadores que tratan de dejarlo sin ayuda recaen.

La nicotina es sumamente adictiva, pero te sorprenderán los cambios que empieza a experimentar tu cuerpo, si sobrepasas el síndrome de abstinencia, en muy poco tiempo. A los 20 minutos se regulan tu presión arterial y el pulso, en un día ya se reduce el riesgo de un ataque al corazón. Después de un mes desaparecerán las dificultades respiratorias, en 5 años se reducen las probabilidades de sufrir de tumores de esófago y garganta y en 10 años de sufrir de cáncer de pulmón.

¿Qué opciones tienes para dejar de fumar?

Hay muchas opciones para dejar de fumar, pero si llegaste hasta aquí tienes la primordial: el deseo de hacerlo. La motivación y las ganas de dejarlo, de tener una mejor calidad de vida, más salud, más dinero y un mejor aspecto son factores importantísimos para alejar tan mal hábito de tu vida.

Los intentos pasados de dejar de fumar no tienen por qué disminuir tus ánimos en este nuevo intento. Todo lo contrario, te proveerán información importante para superar el síndrome de abstinencia y lograrlo de una vez por todas.

En el mercado existen diversos productos a base de nicotina, como los parches, los chicles, los inhaladores y las pastillas, que lejos de bloquear el problema de raíz, estimulan los receptores de nicotina, haciendo más probable una reincidencia, o incluso dependencia de este nuevo proveedor de nicotina de nuestro cerebro. Todas estas opciones liberan nicotina en nuestro organismo para lidiar con el deseo de fumar.

Existen otros productos que no contienen nicotina y terminan siendo mucho más eficientes para atacar el problema del tabaquismo, además no son adictivas como las opciones anteriormente mencionadas. Estos productos ayudan con el deseo por el tabaco, contribuyen a sobrellevar los síntomas de la abstinencia y evitan la reincidencia. Si te has preguntado sobre la existencia de pastillas o medicamentos para odiar el cigarrillo, tienes que saber que la solución está muy cerca.

Pastillas para odiar el tabaco de forma efectiva: Nicorix.

Si te digo que hay un producto que bloquea directamente los receptores de nicotina de tu cerebro ¿Me creerías? Pues te sorprenderán entonces los avances que hay al respecto.

Nicorix son cápsulas que no contienen nicotina, lo que garantiza que una vez cumplido el tratamiento no te habrán generado adicción. Su funcionamiento efectivo radica en el bloqueo de los receptores de nicotina del cerebro, lo que te desintoxicará progresivamente, disipando los efectos de esta sustancia.

Te estarás preguntando entonces qué contiene Nicorix para hacer que no vuelvas a reincidir en el tabaquismo. La respuesta radica en uno de sus ingredientes, la raíz de Kudzu, encargada de realizar el bloqueo de los receptores. El segundo nivel de acción de Nicorix es combatiendo los síntomas de la abstinencia de la nicotina, como la ansiedad o la irritación, haciendo que los resultados que obtengas sean permanentes.

Si te preocupa el aumento de peso que conlleva dejar de fumar con Nicorix puedes olvidarte de eso. El motivo de esos kilitos de más al abandonar el cigarrillo se debe a que éste acelera el metabolismo, por lo que al dejarlo éste se ralentizará. Nicorix contiene guaraná, que acelerará tu metabolismo.

Nicorix son esas efectivas pastillas para odiar el tabaco que andabas buscando, pues en pruebas realizadas el 94.9% de las personas dejaron de fumar. El tratamiento está diseñado para dos meses, sin embargo, las pruebas indican que si llevas menos de 10 años de fumar, puedas necesitar tan sólo un mes de tratamiento.

La eficacia de Nicorix sorprende a todos, anímate a probarlo ¡Sus resultados están comprobados!

Déjanos un comentario